domingo, 23 de abril de 2017

El amento de aliso

Si deja caer viento el amento de aliso en las manos,
si empieza a cantar un cuclillo superando el grito de los trenes,
de nuevo me encuentro pensativo, y como fanático, interpretando la vida,
y otra vez llego a la imposibilidad de interpretarla.

El amento de aliso, ligero, como de plumón;
pero si lo quitas soplando, en el mundo todo se encontrará mal.
Y, por lo visto, la vida no es una cosa tan fútil,
cuando en ella nada parece nadería.

El amento de aliso está por encima de cualquiera profecía.
Aquel se vuelve otra persona, quien la rompa suavemente.
Aunque no podemos cambiar todo inmediatamente, como lo queremos,
cuando cambiamos nosotros, cambia el mundo.

El amento de aliso ligero, como de plumón;
pero si lo quitas soplando, en el mundo todo se encontrará mal.
Y, por lo visto, la vida no es una cosa tan fútil,
cuando en ella nada parece nadería.

Esclarece el alma enfadada por cambios.
A los amigos que no te han entendido y aun a los que te han traicionado, perdónales.
Perdona y comprende aun si tu amada te deja de querer,
suéltala como un amento de aliso.

El amento de aliso, ligero, como de plumón;
pero si lo quitas soplando, en el mundo todo se encontrará mal.
Y, por lo visto, la vida no es una cosa tan fútil,
cuando en ella nada parece nadería.

-Yevgueni Yevtushenko.

1 comentario:

Maria Tirado dijo...

Es primera vez que entro a este blog mas me encanto lo que he leido, palabras con mucho sentimiento, te dejo el mio para que si deseas pases y leas mis poesias http://abzurdahzenizientah.blogspot.com